Caldo de Huesos sin sal 500 ml. SANTAPACIENCIA

8,99

Compartir

    Caldo de Huesos sin sal 500 ml. SANTAPACIENCIA

    ECOLÓGICO

    • 29.5 GRAMOS DE COLÁGENO POR BOLSA
    • EL CALDO, ¡HIERVE MÁS DE 24 HORAS!
    • LO DEBES CONGELAR PARA SU CONSERVACION

    El caldo de huesos ecológico sin sal es diferente del caldo tradicional, aunque se preparan de manera similar, el caldo de huesos ecológico y el caldo no son lo mismo. Elaborar un simple caldo requiere de un tiempo de cocción más corto, lo que significa que carece de colágeno y otros nutrientes que son característicos del caldo de huesos. El caldo puede usarse para agregar sabor a las recetas, pero no brindará los mismos beneficios para la salud que el caldo de huesos ecológico, ya que este necesita un tiempo de cocción muchísimo más largo. Se prepara hirviendo lentamente los huesos, la carne, el tejido conectivo y las patas del animal para absorber sus beneficios nutritivos y convertirlos en un delicioso líquido fácil de digerir, lleno de gelatina, colágeno, vitaminas, minerales y aminoácidos.
    El Caldo SantaPaciencia va un paso más allá al obtener solo los ingredientes orgánicos de la más alta calidad y los de animales criados humanamente, para que sepas que lo que estás introduciendo en tu cuerpo es lo mejor. Antes de que se caliente, el caldo de huesos a menudo tiene un textura espesa y gelatinosa que te permite saber cuán rica en nutrientes es, y que se funde en cremosidad cuando la calientas. El caldo, ¡hierve más de 24 horas! ¡Colamos, enfriamos, envasamos y enviamos con transporte refrigerado!.

    Todos y cada uno de los ingredientes que se utilizan se eligen con cuidado y con un propósito. Nunca encontrarás espesantes, polvos o conservantes en nuestros productos. El caldo está libre de misteriosos “sabores naturales”.

    Conocen de primera mano a sus distribuidores, los han visitado, saben cómo cuidan a sus animales, qué comen, cómo viven y dónde viven.

    Ingredientes: Agua alcalina Kangen con un ph de 9.5, huesos de ternera de pasto* (33%), carcasas de pollo* (18%), pie de cerdo* (4%).

    *alimento ecológico.

     

    Caducidad

    Este caldo no es el típico bote que tienes en la despensa, y que puede durar años, este caldo está recién hecho, sin pasteurizar y repleto de super nutrientes, es por ello que es importantísimo que cuando te llegue lo congeles.

    ¿¿POR QUÉ LO TIENES QUE CONGELAR?? Porque nunca utilizan conservantes, estabilizadores o pasteurización a altas temperaturas o saborizantes, para así aumentar la vida útil del producto. Nuestro consejo es que cuando recibas tu caldo recién hecho, guardes en la nevera el que vayas a consumir a lo largo de 5 días y congeles el resto del caldo. Así es como se ha llevado a cabo y almacenado durante años, por lo que estamos comprometidos a mantenernos lo más fieles posible a dichos métodos.

    El caldo congelado aguanta perfectamente hasta 6 meses.

    Información nutricional

    Nutrientes Por 100 gr. de caldo
    Colágeno 5.90 gr
    Proteína 5.90 gr
    Grasas 0.30 gr de las cuales saturadas 0,1g
    Carbohidratos 0 gr de los cuales azúcares 0 g
    Energía 23 kcal/96 kJ
    Sal (NaCl) 0 gr

    Como tomar el caldo de huesos, uso y recomendaciones

    La cantidad diaria recomendada depende de muchos factores, es decir, de si tu intención es usarlo a nivel preventivo, o para mejorar el estado de tu piel, cabello, uñas, tendones, sistema esquelético, o para uso terapéutico si estás en un proceso de curación o recuperación de alguna operación quirúrgica o bien si sufres de alguna patología autoinmune o enfermedad grave. En cada caso puede variar su uso, consulta con tu médico o nutricionista para establecer una pauta personalizada.

    • Lo más recomendado es beberlo antes de cada comida, media taza de caldo de huesos, en ayunas
    • Puedes sustituir una comida con una bolsa de caldo de huesos
    • Puedes cenar solo caldo de huesos, tendrás un sueño reparador.
    • Puedes hacer ayunos con caldo de huesos (1 litro al día)
    • Puedes disfrutarlo por la mañana en lugar de café o te, tu cuerpo te lo agradecerá
    • Puedes beber caldo de huesos en lugar de los suplementos proteicos pre y post entrenamiento, en poco tiempo notarás la diferencia
    • Puedes agregarlo a cualquier receta que requiera líquido para un “chute” de súper nutrición poderosa. Algunos ejemplos:
      • Úsalo como base de tus cremas de verduras para cocinarte deliciosas y rápidas sopas (o sino siempre puedes comprar las nuestras)
      • Utiliza caldo de huesos en lugar de agua para estofar carnes, saltear verduras, hervir arroz y quínoa, o incluso al hornear.
      • Sustituye la leche o el agua en tus batidos de frutas y verduras, y les estarás dando un súper plus de nutrientes a tus “smoothie” saludables
      • Añádelo a tus licuados verdes
      • Úsalo como base de tus salsas o vinagretas para aliñarte tus ensaladas